Tecnología para despejar la “X”

Tecnología para despejar la “X”

B-VENTURE
Esta ‘startup’ ayuda a las pymes industriales a mejorar su productividad mediante la instalación de sensores que registran la actividad     IRATXE BERNAL Sábado, 22 septiembre 2018, 01:43

¿Por qué dos turnos con el mismo número de operarios y la misma maquinaria consiguen diferentes productividades? ¿Por qué hay trabajadores que parecen tener mejor mano con máquinas que deberían funcionar del mismo modo sin importar quién las maneje? Todas las empresas tienen pequeños ‘expedientes X’ como estos en casa. Sobre todo entre las pymes, donde los medios para realizar análisis pormenorizados de sus propios procesos son escasos. Sin embargo, con la Industria 4.0 abriéndose paso a zancadas no están las cosas para despistarse. «Las pequeñas y medianas empresas tienen muchas dificultades para integrarse en la fabricación inteligente, pero la primera es no saber recopilar o interpretar la información que ellas mismas generan durante los diferentes procesos productivos que desarrollan y de la que se pueden extraer muchas mejoras», explican los promotores de D&A Innovative Systems. Es una ‘startup’ creada precisamente para despejar la ‘X’, para facilitar a estas firmas la búsqueda de mejores prácticas -y resultados- a través de «la sensorización inteligente de su maquinaria industrial».

Alberto Blázquez, David Montoya y Marta Arana -ingeniero de telecomunicaciones, ingeniero informático y licenciada en administración y dirección de empresas, respectivamente- están convencidos de que en la industria absolutamente todos los procesos productivos pueden convertirse en datos. Lo único que hay que hacer antes es controlarlos con sensores. Es decir, medirlos hasta en el más mínimo detalle. «Cada máquina tiene una huella digital única. Cada una se instala en un lugar y está sometida a unas condiciones y cargas de trabajo diferentes, y cada una de ellas logra su máximo rendimiento en un punto. Los sensores interconectados permiten recoger toda esa información de forma totalmente individualizada y subirla a la nube. Después, nuestro sotfware transforma esos datos en información útil. No se trata de dar un billón de datos al empresario; sólo hay que proporcionarle los tres que se necesitan para mejorar cada proceso o para predecir cuándo puede fallar una maquina determinada», explican.

Las claves
Big data con moderación
«No se trata de dar a la empresa un billón de datos, sino de mostrar justo los tres que necesita»
Segunda línea de actividad
Los sensores también pueden ser incorporados por los fabricantes de máquina-herramienta a sus productos

Segunda línea de negocio
Colocar esa serie de sensores es fácil y no interrumpe el trabajo en la planta. Una vez instalados bastan «uno o dos meses» de recogida intensiva de datos para que el software de la ‘startup’ sea capaz de determinar qué variables son cruciales en cada proceso. Estas pasan entonces a ser controladas sistemáticamente ya no sólo por los sensores, sino también por los operarios a través de una plataforma digital específica.
Esa capacidad para evaluar el rendimiento de una máquina en función de sus condiciones de trabajo ofrece una segunda línea de negocio a D&A Innovative Systems. «Nos permite hacer que el fabricante sea aún más experto en su propio producto», explican. «Un fabricante de máquina-herramienta, por ejemplo, puede incorporar nuestros sensores a los centros de mecanizado que vende y gracias a ellos saber bajo qué condiciones de temperatura, humedad, presión o carga de trabajo éste puede fallar y monitorizar su funcionamiento», subrayan.
D&A Innovative Systems es una de las ‘startup’ que acudirán los días 16 y 17 a B-Venture, el mayor evento de financiación para ‘startups’ del norte de España. El encuentro está organizado por EL CORREO con el patrocinio del Gobierno vasco, la Diputación foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, así como con la colaboración de Elkargi, Telefónica, BStartup de Banco Sabadell, Laboral Kutxa, CaixaBank y la Universidad de Deusto.

Aplicaciones en la ciudad inteligente
La tecnología desarrollada por D&A Innovative Systems también puede tener aplicaciones fuera del sector industrial para el que fue inicialmente ideada. Los mismos sensores que sirven para controlar el funcionamiento de un centro de mecanizado pueden, por ejemplo, mejorar la iluminación de nuestras calles. «Se puede ajustar la cantidad de farolas al flujo de gente que pasa por una zona concreta y establecer qué zonas requieren más o menos iluminación, lo que se transforma en eficiencia y ahorro. Otro tanto ocurre, por ejemplo, con los sistemas de regadío. Los sensores pueden determinar cuándo es realmente necesario que se riegue», señalan los promotores de la ‘startup’.

Deja un comentario

D&A Innovative Systems